PDF Franz Kafka ñ Tagebücher von Kafka Epub ´ Tagebücher von ePUB ñ

These diaries cover the years 1910 to 1923 the year before Kafka’s death at the age of forty They provide a penetrating look into life in Prague and into Kafka’s accounts of his dreams his feelings for the father he worshipped and the woman he could not bring himself to marry his sense of guilt and his feelings of being an outcast They offer an account of a life of almost unbearable intensity From the Trade Paperback edition The Diaries of Franz Kafka 1910 13 translated from the German by Joseph KreshThe Diaries of Franz Kafka 1914 23 translated from the German by Martin Greenberg with the cooperation of Hannah Arendt


15 thoughts on “Tagebücher von Kafka

  1. RaTu2_j"CYm͇eo25HegQ%̮]Zs׈zJ"ww %y=JTҔmZK<}89"6 U-$cU+j>RT~7wfV+a̜*.9et>`j;^zWw&-7%zK/|YkPSoO[)8ǴDvO?@qSdQvlsr2;٥(`B34 ! _fR%Yu8mnP{DS37 ) ZvaNn~?jV9:ʸf _F mxs112!qgcA7'Zǡ|FO>%g-P{c4ra|9V̰w)\.a0)ocod7!A01Q "a2BRq#br3@@@O.u%:%:1Z,T yaJd:{~aY-̓|)5߃;sDүAJ,)TAgeTof#Lr>hN0)J`yo4NԶwܮ|J }(b|ie͆V@T;B3} F1D_ܐĽtuPF~!Vmqt7Xz% Rڷ%U3e t:QpdC2+;[GKtͺe\w7smZtoH4;YFb!-Qt;A o趥0iS%P<-Mej%])(pp{e],0K+IuLhr+Jգ|8x ɛMJu7td[y8J v@IY(M JEf=)]UA۠GyMsC:X[Qc(T|z1#2Oh/XeP, n^o+)\|+sѵ1 &IJ'Y|mo܀Ь;}/ ғ(S]<(i|B3i_L:e<4~av_B5Pr8E1H @ВhԚ<ˀ]l93Kl1!SĸT@u#+*2Ս O,!OiĹ&af3H4KU[2,ӭc5nA]$v"i߼;waa@؏+2hY8uS:/iskFK;Dǻe$ѭD ,>`MmI|RzD +JHQ)pj}|MK%t\n؁)623 -Tha]T1<\"^"33kMV52b`̅௉S;%#|-jŌ v\ ,)7n B1R>g3iDz1hHJŻEəC|jyO5 }e]%WD2ffz[M1f1Z;ՐcrkLyLTX#[uy9a5^2j\0" vUz5WUxee6ߖupw1`$r%@(Y0ŐvBrJKx!T:*MuRV.dAPF, &P/@P31T yA|d vєv͟yCK ~j'!1AQaq @@OTxJe<$jf;[be| rBq0C92+P=KOqbk8Wu(檵keMgJXbI4 - FWsQ'1Z͡,|:2aݤ1)fD䒣 G~_؛èNU,1eE%z`si544ZmE%e- (*Xb uw+A3CXwZiȖyEZQ$ʰ1 [ epd 8]<@fxb[j(501^SܬL+VNpJrAvHc6"L02yb1ECI]TAOaˉbܠ͸%0D[?bQ =Ze%;LKM f)@O*vQW|B՜m<-|.nT {P0+S! vRcXmԪS{?E]hS鍳2|т(qa!8&lg:46'ۙkEъ僟vĽCX_ qR2814 MTvQ GB;E:b6,s `8;e-g:i٢['iћXL!pUmrա;a|H9@@&+jrj8 0&OR,S}_X&U~6KdS\qn9<8#1Ra#I%eB[I +,q)qk S WC1H][jƎ".HblmҰɺ PW!FmBX AA̎a ؾmfj)WMbXH7ݰ6Bek3h.ӹa ]()jrG-JL-!PSe)iw|*WL-Pp|~n[`%?Bh,[Ng&| *㚂@UhG MV|^1:<`i_󈌱Mt5+855D؄ݶ{:<&B9kي#]c5_ܡx*WVB1HLHCe;uX2FDGYhާyg1zQͺ3kFpnL]-Y]s̨o.#c8RVYe9Z^B%nr%rauQ{M ZE \0{V>NBY˧3idu QVCӁƳ UaNڇQlh!zyFc+E$Hټucz+y1Së NѪ;)uRkqxga tĻDGBw~1O0QanQ`6@mqg14!,Թ/ށEVc8 Qlcp]&}4#K3t@loG-[| mpG (³4fW k8RUו0&B5S1kvΤZbYHcdSثK.5Z0W\oŠ 2&,y3MM@>KjK=" srcset=">d`l $$( ( ,,$,(,,,8@0(,4L\T@Px6i0wyjB5WNtllo\]ҬyAw&иd\,Dt|f:AHu$\MGCgy3FpEyȼuȓYhzs RaTu2_j"CYm͇eo25HegQ%̮]Zs׈zJ"ww %y=JTҔmZK<}89"6 U-$cU+j>RT~7wfV+a̜*.9et>`j;^zWw&-7%zK/|YkPSoO[)8ǴDvO?@qSdQvlsr2;٥(`B34 ! _fR%Yu8mnP{DS37 ) ZvaNn~?jV9:ʸf _F mxs112!qgcA7'Zǡ|FO>%g-P{c4ra|9V̰w)\.a0)ocod7!A01Q "a2BRq#br3@@@O.u%:%:1Z,T yaJd:{~aY-̓|)5߃;sDүAJ,)TAgeTof#Lr>hN0)J`yo4NԶwܮ|J }(b|ie͆V@T;B3} F1D_ܐĽtuPF~!Vmqt7Xz% Rڷ%U3e t:QpdC2+;[GKtͺe\w7smZtoH4;YFb!-Qt;A o趥0iS%P<-Mej%])(pp{e],0K+IuLhr+Jգ|8x ɛMJu7td[y8J v@IY(M JEf=)]UA۠GyMsC:X[Qc(T|z1#2Oh/XeP, n^o+)\|+sѵ1 &IJ'Y|mo܀Ь;}/ ғ(S]<(i|B3i_L:e<4~av_B5Pr8E1H @ВhԚ<ˀ]l93Kl1!SĸT@u#+*2Ս O,!OiĹ&af3H4KU[2,ӭc5nA]$v"i߼;waa@؏+2hY8uS:/iskFK;Dǻe$ѭD ,>`MmI|RzD +JHQ)pj}|MK%t\n؁)623 -Tha]T1<\"^"33kMV52b`̅௉S;%#|-jŌ v\ ,)7n B1R>g3iDz1hHJŻEəC|jyO5 }e]%WD2ffz[M1f1Z;ՐcrkLyLTX#[uy9a5^2j\0" vUz5WUxee6ߖupw1`$r%@(Y0ŐvBrJKx!T:*MuRV.dAPF, &P/@P31T yA|d vєv͟yCK ~j'!1AQaq @@OTxJe<$jf;[be| rBq0C92+P=KOqbk8Wu(檵keMgJXbI4 - FWsQ'1Z͡,|:2aݤ1)fD䒣 G~_؛èNU,1eE%z`si544ZmE%e- (*Xb uw+A3CXwZiȖyEZQ$ʰ1 [ epd 8]<@fxb[j(501^SܬL+VNpJrAvHc6"L02yb1ECI]TAOaˉbܠ͸%0D[?bQ =Ze%;LKM f)@O*vQW|B՜m<-|.nT {P0+S! vRcXmԪS{?E]hS鍳2|т(qa!8&lg:46'ۙkEъ僟vĽCX_ qR2814 MTvQ GB;E:b6,s `8;e-g:i٢['iћXL!pUmrա;a|H9@@&+jrj8 0&OR,S}_X&U~6KdS\qn9<8#1Ra#I%eB[I +,q)qk S WC1H][jƎ".HblmҰɺ PW!FmBX AA̎a ؾmfj)WMbXH7ݰ6Bek3h.ӹa ]()jrG-JL-!PSe)iw|*WL-Pp|~n[`%?Bh,[Ng&| *㚂@UhG MV|^1:<`i_󈌱Mt5+855D؄ݶ{:<&B9kي#]c5_ܡx*WVB1HLHCe;uX2FDGYhާyg1zQͺ3kFpnL]-Y]s̨o.#c8RVYe9Z^B%nr%rauQ{M ZE \0{V>NBY˧3idu QVCӁƳ UaNڇQlh!zyFc+E$Hټucz+y1Së NѪ;)uRkqxga tĻDGBw~1O0QanQ`6@mqg14!,Թ/ށEVc8 Qlcp]&}4#K3t@loG-[| mpG (³4fW k8RUו0&B5S1kvΤZbYHcdSثK.5Z0W\oŠ 2&,y3MM@>KjK=" class="avatar avatar-100 photo amp-wp-enforced-sizes" height="100" width="100" layout="intrinsic"> says:

    “El secreto de Kafka reside en esta ambigüedad fundamental Estas oscilaciones perpetuas entre lo natural y lo extraordinario el individuo y lo universal lo trágico y lo cotidiano lo absurdo y lo lógico vuelven a encontrarse en toda su obra y le dan a su vez su resonancia y su significación” Albert Camus El mito de Sísifo Comienzo esta reseña de los Diarios de Kafka con una frase de Albert Camus que identifica plenamente a este maravilloso escritor checo al que considero uno de mis escritores preferidos de toda la vida y parte de mi top five de favoritos junto a Fiódor Dostoievski Edgar Allan Poe Herman Melville y Julio CortázarLas 848 páginas que componen los diarios de Kafka son un viaje al interior de su compleja mente además de su corazón para ese otro aspecto de su vida también están los libros de cartas a Milena Jesenská y Felice Bauer y un modo de intentar comprender los vaivenes de su atribulada vida puesto que deja todo allí No se guarda nada Leyéndolos aprendemos el por qué del origen de sus historias y relatos Conocemos por qué la relación con su padre fue tan traumática y es interesante leer su Carta al Padre para terminar de comprender esa complicada relación Su constante lucha por ganarle la batalla a su mente a su desasosiego y su constante inconformismo Es un hombre atormentado que no se perdona sus debilidades su precario estado de salud y su inalcanzable intento de ser feliz de casarse y de escribirSu relación con las mujeres es desesperante Vive corriendo detrás de ellas mendigándoles amor enviándoles extensas cartas y comprometiéndose para un matrimonio que nunca llega Su constante lucha por dejar la soltería casarse y tal vez tener hijos se ve interrumpido por desplantes rechazos y dudas existenciales En su relación con las mujeres me recuerda muchísimo a Edgar Allan Poe otro constante enamorado de mujeres imposibles que hasta se casó con su propia prima tuberculosa para tratar de ser feliz Recomiendo un libro muy interesante sobre este aspecto de la vida de Poe que se llama Edgar Poe y las mujeres de Edmond Jaloux Son hombres a la deriva que sufren se martirizan y se marchitan Kafka mismo lo asegura cuando afirma Tengo personas que me aman pero yo no puedo amar estoy demasiado lejos estoy expulsadoLa lista de mujeres que se relacionan con Kafka no es extensa pero hacen mella en él Felice Bauer Milena Jesenská Gerti Wasner Grete Bloch Julie Wohrysek y Dora Diamant esta última la que lo acompañó en el día de su muerte son las más importantes Con todas ellas se afanó por ser feliz pero falló una y otra vezEn el caso puntual de Felice ella quería ser madre y vivir con él en Praga mientras que Kafka pretendía irse con ella a Viena para vivir como escritor Esta puja sumada al descontento de los padres de Felice destruyó toda posibilidad de vida en conjunto De hecho le rompieron el corazón y nunca volvió a ser el mismo Su soltería es un escollo duro de esquivar puesto que ni siquiera él mismo tiene claro en la cabeza qué es lo que definitivamente quiere para su vida Estas dicotomías entre soltería y matrimonio o literatura y trabajo son insalvables en lo humano y lo social Reflexión sobre la relación de los otros conmigo Por muy poca cosa que yo sea no hay nadie aquí que me comprenda totalmente Tener a alguien que me comprendiera así acaso una mujer significaría tener apoyo en todos los aspectos tener a DiosLa complicada relación con su padre Hermann fue otro aspecto que lo marcó a fuego en la vida Gran parte de sus años vivió junto a ellos en la misma casa y esta convivencia coartó su desarrollo literario Cuenta que trata de no sucumbir en la escritura mientras los padres en una habitación juegan a las cartas riéndose a carcajadas Su padre de educación férrea y distante le generará la necesidad de escribirle esa famosa carta tan kafkiana que nunca llegó a destino Esa carta determinó que el género epistolar también podía ser literatura junto con el formato de escritura a través de diarios como ésteOtra hecho que le trajo problemas a Kafka es que su padre lo obligaba a regentear una fábrica de asbestos en Praga algo que a Franz no le agradaba para nada si le sumamos a esta responsabilidad su empleo en la compañia de seguros para la que él trabajabaEn lo referente a la literatura Kafka tenía muy claro lo que quería como escritor y su definición de esto es contundente Mi empleo me resulta insoportable porque contradice mi único anhelo y mi única vocación que es la literatura dado que no soy nada más que literatura y no puedo ni quiero ser otra cosaSu imposibilidad de escribir lo asfixia lo frustra y cae en una alienación que lo aleja de todo ser humano y naturalmente esto termina eclosionando en sus escritos Cuando empiezo a escribir después de bastante tiempo sin hacerlo saco palabras como del aire vacío Si consigo una ella es la única que está ahí y todo el trabajo vuelve a empezar desde el principio El círculo vicioso entre la literatura y su empleo son dos actividades que no congenian para nada Es más este último le afecta negativamente coartando su libertad literariaEs agradable y maravilloso encontrar infinidad de esbozos literarios que no llegaron ser ni relatos ni novelas o borradores de lo que serían sus novelas más famosas Algunos de los relatos inéditos como Recuerdos del ferrocarril de Kalda El Mundo Urbano o Seducción en la Aldea A mí particularmente me gustó mucho un pequeño relato inacabado acerca de un hombre que intenta convencer a dos niños a traspasar la puerta de un castillo El relato es totalmente ominoso y maligno pero al no estar terminado me dejó pensando todo tipo de conjeturas como es habitual en algunos de sus obra publicadaEs tan rico y variado el material literario que anotó en sus diarios estamos hablado de una serie de doce cuadernos que oscilan entre las veinte y las cincuenta y ocho páginas todos ellos en cuarto además de dos legajos de hojas con muchas anotaciones sueltas y agregamos a esto las cartas los borradores y las tarjetas postales enviadas a todo tipo de personas Tampoco podemos olvidar que este volumen comprende también todos sus Diarios de Viaje que van desde 1911 a 1913 en los que anota sus experiencias en Austria Alemania Francia Italia y Suiza Lo distinto de estos otros diarios es que son más agradables puesto que la experiencia de viajar es una de las más gratificantes que un ser humano pueda tener siempre y cuando sea placentera obvioAquí tanto con su gran amigo y albacea Max Brod como en los casos de Felice y Milena se da rienda suelta a conocer y disfrutar en el caso de los primeros y de intentar despejarse en el caso de FeliceCon Max visita entre otras cosas la casa de uno de sus escritores preferidos Goethe Su amor incondicional y admiración ilimitada hacia Goethe lo llevan a visitar la residencia del gran escritor alemán en Weimar así también como la de Schiller Él mismo se encarga de declarar su admiración a Goethe cuando dice El fervor que recorre todo mi ser cuando leo cosas sobre Goethe conversaciones con Goethe años de estudiante de Goethe horas con Goethe una estancia de Goethe en Frankfurt y que me mantiene apartado de toda actividad de escribirUn aspecto importante de su vida es su condición física sus constantes achaques las enfermedades especialmente después de los treinta años y finalmente la de tuberculosis que acabará con su vida en 1924 Kafka que de joven había sido un gran deportista aficionado a la natación sobre todo resiente su salud a partir de los años '20 y ese proceso no se detendrá hasta su muerte Probablemente Kafka padecía entre tantas cosas y antes de que el diagnosticaran tuberculosis de una afección crónica llamada «Cefalea de Horton» o «Cefalea de racimos» El dolor que se alojaba en uno de los costados de la cabeza sobre el ojo derecho era tan intenso que lo llevaban a atravesar noches enteras de intenso dolor insomnio y días completos tirado en la cama recuperándose de tanto ajetreo físico y mentalTodo lo que pasa por su vida es reflejado en los diarios Cada aspecto es detallado a veces con total honestidad y sin reparos y de esta manera nos encontramos con algunas de las frases más maravillosas que nos dejó y que no están en ninguna de sus novelas ni relatos Su mente es un hervidero de ideas padecimientos y anhelos Su corazón es fiel cómplice de lo que su mente genera y se transforma en frases tanto maravillosas como también desoladorasEs a causa de todos estos elementos y experiencias surgidas a partir de la lectura de sus diarios que lo sintetizo en una simple pero contundente conclusión Franz Kafka fue es y será único e irrepetibleA continuación detallo algunas curiosidades y detalles sobre Franz Kafka luego de leer la totalidad de sus diariosKafka era consciente de sus problemas físicos y estaba descontento con su cuerpo al que consideraba enclenque más allá de hacer muchos deportesA Kafka le encantaba leer en voz alta a sus hermanas y le gustaba mucho su voz pero era tremendamente tímido para hacerlo en público El hecho de leer algo ante cualquier audiencia lo cohibía fuertementeAlgunas de sus reflexiones filosóficas tiene sustento y afinidad con las de Soren KierkegaardKafka era un asiduo concurrente a obras de teatro yidish así también como el entablar amistades con los actores judíos más importantes de la época pre y post guerraEn lo referente a la cuestión judía la posición de Kafka no es ni férrea ni liviana respecto de su condición Es judío con todas las de la ley pero tomando una frase de naturaleza judía no se rasga las vestiduras contra aquel que se declare antisemitaEstos diarios incluyen un pequeño pero crucial ensayo sobre «Literatura Pequeña» un concepto teórico totalmente mal entendido y menospreciado por Deleuze y Guattari y que editaron en un libro como «Literatura Menor»Para tratar de cerrar un entendimiento más cabal de estos diarios es necesario leer o releer su Carta al PadreUnos de los aspectos más sorprendentes de Kafka es su increíble y detallado poder de observación hasta el más mínimo detalle Desde una arruga en la cara hasta la posición de un dedo meñique Kafka era un observador implacable Esto se hace fuertemente evidente en sus Diarios de Viaje Todas sus descripciones en esos diarios son prueba de elloLos sueños de Kafka son completamente locos más allá de ser sueños Son extraños retorcidos surrealistas y el aspecto onírico es una característica muy marcada en algunos de sus relatosCuando estalló la Primera Guerra Mundial Kafka buscó por todos lo medios enrolarse en el ejército pero debido a su precario estado de salud le fue denegadoEntre 1912 y 1914 Kafka analizó la posibilidad de publicar un volumen titulado Los hijos que contenía los relatos La condena El fogonero y La metamorfosis Lamentablemente nunca lo logróKafka ante tantos reveses amorosos familiares de salud y literarios consideró seriamente y en varias oportunidades la idea de suicidarseHizo una lectura y estudio concienzudo del Talmud así también como de la Biblia algo que impacta en varios de sus cuentosEl conocimiento y entendimiento de Kafka en la música era nulo No era capaz de procesar una simple nota musical y le costaba mucho permanecer hasta el final en conciertos de cualquier índoleEn casi todas las entradas de su diario de 1920 Kafka escribe sobre sí mismo en tercera personaSu incapacidad de comunicación los acuciantes dolores de cabeza la imposibilidad de escribir el insomnio la alienación frustración y angustia hace que el lector no tenga otra opción que apiadarse y consustanciarse con él